Sendero Arenas Negras – Chinyero – Arenas Negras

¿Cómo llegar?: El punto de partida para esta ruta es el área recreativa de Arenas Negras, que se encuentra junto al núcleo urbano de “La Montañeta” a la cual se llega a través de la carretera TF-373 (carretera de la Vega a la Montañeta). En el km 1,6 hay un desvío (a mano izquierda si vamos en sentido ascendente) que llega al área recreativa por una pista de tierra que se encuentra en muy buen estado.

Guía de ruta: Una vez partimos de Arenas negras esperan 2 km de suave ascensión, pasando junto al volcán de Trevejo o Arenas Negras, una vez realizado este primer tramo se llega al sendero circular del chinyero, una ruta que rodea el volcán con 5,7 km de longitud (al ser circular pueden tomar el camino que deseen). Durante esta ruta circular hay varias intersecciones, todas ellas muy bien señalizadas y sin suponer peligro de perdida del camino. Una vez realizada la ruta circular, para llegar a Arenas Negras, simplemente es necesario tomar el mismo sendero por el que llegamos a este punto.

Descripción: Una ruta para disfrutar de la diversidad paisajística que ofrece la isla pudiendo pasar, en unos metros, de un frondoso pinar a un terreno volcánico. Dentro de esta ruta nos encontramos con lugares de gran interés como:

-Volcán de Trevejo o Arenas Negras: En el comienzo de la ruta, en cuanto nos lo permite la arboleda, se ve a la derecha el volcán de Trevejo o Arenas Negras el cual hizo erupción en 1706. Las lavas de este volcán llegaron al pueblo de Garachico causando grandes desperfectos y hundiendo la economía de este municipio, que con el tiempo volvió a recobrar su esplendor.

-Coladas del Chinyero: Ya en la ruta circular del chinyero nos encontramos con las coladas de lava del volcán Chinyero, que forman un amplio mar de lava con unos impresionantes bloques de lava elevados verticalmente por el empuje del resto de la colada.

-Volcán Chinyero: Esta fue la última erupción ocurrida en Tenerife, tuvo lugar en 1909, causando gran inquietud en la población de los pueblos cercanos como Santiago del Teide, Garachico e Icod. Aunque en ningún momento afecto a núcleos de población ni causo peligro ya que el avance de sus lavas era muy lento.

Prueba de su escasa peligrosidad es que el instituto de Canarias organizó una excursión con 100 alumnos y profesorado para observar la erupción,  gracias a esta excursión hoy contamos con varias fotografías  en las que se observa el Chinyero en plena actividad.

Recomendaciones: Dado que durante la ruta apenas hay zonas de sombra se hace necesario llevar gorra o sombrero, además hay que tener en cuenta la altitud, por lo que es recomendable llevar alguna prenda de abrigo (es una zona de contrastes, puede haber temperaturas altas y muy bajas incluso en un mismo día)

Servicios: En el punto de partida encontramos agua y baños. Durante el resto de la ruta no hay posibilidad de surtirse de agua.

Opinión personal: Un paraje de gran valor paisajístico, con unas impresionantes vistas del Teide a lo largo de casi todo el recorrido. Un sendero cómodo de realizar ya que no posee gran desnivel.


Charcas de Erjos (El Tanque-Los Silos)

¿Cómo llegar?: Si cuentan con un coche alto o un todo terreno se puede llegar con vehiculo hasta los alrededores de las charcas.Una vez pasado Erjos encontramos, junto a una parada de guaguas, un cruce en la carretera que hacia la izquierda va en dirección la plaza de Erjos y a la derecha se adentra por una pista de tierra que avanza casi en paralelo a la carretera, tomamos por este camino y tras pasar por varias casas nos encontramos con las lagunas tanto a nuestra derecha como a la izquierda.

Si no cuentan con un vehículo adecuado la mejor opción es dejar el coche en Erjos o en el restaurante El Fleitas (situado en el cruce que va en dirección San Jose de los LLanos) y hacer la pista que mencionamos antes caminando, lo cual nos llevará diez minutos.

Historia: En el siglo pasado el valle de erjos era usado para extraer tierras de uso agrícola, esta actividad se continuó realizando hasta los años 80, los huecos dejados por las excavaciones se fueron llenando poco a poco de agua formando charcas, con el tiempo, la flora que ha ido poblando este paisaje ha suavizado el irregular terreno existente.

En 2007 en el incendio que arrasó gran parte de la isla esta zona se vio afectada,  sobreviviendo tan solo las especies que estaban cerca o en el interior de las charcas.

En la actualidad apenas se notan las consecuencias del incendio, pudiendo disfrutar de un precioso entorno natural muy poco frecuente en Canarias.

Descripción: Un humedal que esconde la huella que ha dejado el hombre en terreno de este valle, que pertenece al Parque rural de Teno, en épocas lluviosas se puede apreciar  un conjunto de diez charcas, rodeadas por una gran variedad de flora y fauna, en la que destacan:

-anfibios: Ranita verde.

-aves:En las charcas podemos encontrar gran cantidad de aves como la polla de agua,focha común,agachadiza común (Gallinago gallinago), andarríos chico (Actitis hypoleucos), andarríos grande (Tringa ochropus) y archibebe claro (Tringa nebularia). Hasta hace no muchos años se podían encontrar carpas en las charcas, estas atraían a especies como Garzas y Guinchos.

-Flora: Juncos, helechos, zarzas, tagasastes.

Opinión personal: Un paisaje con un encanto maravilloso, ideal para disfrutar de la flora y la fauna que rodea las charcas.


Mirador de La Atalaya (El Tanque)

¿Cómo llegar?: Desde Garachico, tomamos la carretera que sube en dirección El Tanque, una vez estemos en El Tanque Bajo y pasemos la plaza, tomamos un desvío a la izquierda (viene indicado “mirador de la Atalaya”).

Descripción: Tras descender 200 m por un camino empedrado nos encontramos un mirador al borde del acantilado desde el que se puede observar Garachico con todo detalle, además hay un naciente de agua que brota a través de unos chorros.

Opinión personal: Un gran lugar, aunque está en estado de abandono.